12/1/15

SILICONAS, SULFATOS, PARABENOS, SALES Y DERIVADOS DEL PETRÓLEO

Teniendo en cuenta la abundante información que tenemos hoy en día acerca de los ingredientes de los productos capilares, tales como: siliconas, sulfatos, parabenos, sales y derivados del petróleo... voy a intentar hacer un resumen para esclarecer posibles dudas y ayudaros a elegir los mejores champús, acondicionadores, mascarillas, sérum... teniendo en cuenta su composición:




SILICONAS

siliconas en el cabello

Su función es acondicionar el cabello, dejándolo suave y brillante. Sin embargo, es una falsa apariencia que solo maquilla el estado real del cabello estropeado, asfixiando las fibras capilares donde se depositan las siliconas, volviéndolas frágiles y deteriorando a largo plazo el cabello (sobre todo como se aplica calor sobre él: plancha, secador... ya que estas sustancias quedan atrapadas y selladas en el interior de cada cabello).

Por otro lado, en cabellos que ya están muy frágiles, porosos y resecos... las siliconas protegen estas partes del cabello.
Las siliconas también están presentes en tratamientos específicos para alisar y controlar el frizz o encrespamiento, como por ejemplo:
alisados de queratina, shock de keratina, recarga de queratina o botox capilar, que no son más que una reposición de masa a base de varios tipos de siliconas y también de keratina hidrolizada (aunque realmente este ingrediente no es el predominante...)

Las siliconas engrasan el cabello e impiden que otros productos penetren dentro del cabello otros. Por ello, recomiendo su uso tan solo en las puntas del mismo.


Las siliconas pueden ser de varios tipos:

- Solubles: Se van con el agua. Ej: PEG-, Amodimethicone...

- No solubles: No se van con el agua. De hecho se desprenden difícilmente, solo con el uso de champús anti residuos. Ej: Dimethicone...

- Volátiles: Se desvanecen con el aire. Cyclo - one...

Las siliconas no solubles no consiguen desprenderse del pelo con los lavados, por lo que cada vez necesitamos lavarlo más y más porque no dura limpio y pensamos que nuestro cabello se ha acostumbrado al champú y pensamos que la solución es cambiarlo por otro, con el que tarde o temprano nos acabará pasando lo mismo. 

Por suerte, muchos fabricantes han decidido empezar a fabricar champús sin siliconas dado la creciente demanda de este tipo de producto. Sin embargo, ¿de qué sirve utilizar un champú sin siliconas si después las aplicamos en forma de acondicionador, mascarilla o sérum.
Es importante tener cuenta este detalle y fijarse en el resto de ingredientes de todos los productos capilares.

A día de hoy, ¿es posible encontrar mascarillas y acondicionadores sin siliconas? 

Hace poco hice una reseña general sobre la marca Dr Organic que comercializa este tipo de productos tanto en forma de champú como a modo de acondicionador (que igualmente podemos emplear como una mascarilla dada su composición nutritiva). 

Entonces: ¿Las siliconas son buenas o malas?
La mejor opción es no ser extremista y detectar con qué frecuencia y en qué zona convendría aplicarlas, recordando hacer una limpieza profunda con champú anti residuos mensual o quincenalmente (para liberar al cabello de estas sustancias).



SULFATOS

Este tipo de sustancias suele estar presente en los champús, pues su función es la de limpiar en profundidad.
Esta característica detergente de los champús con sulfatos, no solo arrastra la suciedad y grasa del cuero cabelludo, sino que también se lleva por delante los aceites naturalmente presentes en el mismo, con lo que al utilizarlos estamos sometiendo a nuestro cabello a un estrés capilar, que además propicia que nuestro cuero cabelludo produzca más aceites a modo auto defensivo, por lo que no es difícil caer en un círculo vicioso, volviendo el cabello cada vez más graso y frágil.

Los sulfatos son muy fáciles de detectar entre la composición.

Los más comunes son: 

SLS (Sodium Lauryl Sulphate): Un detergente muy potente y agresivo para el cabello, utilizado en muchos champús de limpieza profunda, tintes, eliminadores de tinte...

detergentes en el cabello


SLES (Sodium Laureth Sulphate): Una versión más leve del anterior, pero igualmente demasiado agresivo, que suele aparecer en 2º lugar de casi todos los champús, ya sean profesionales o domésticos.

sulfatos en el cabello


De todas formas, no podemos huir eternamente del uso de estas sustancias, ya que de vez en cuando conviene hacer una purificación y limpieza profunda; sobre todo tras el uso de: aceites, mascarillas siliconadas, lacas, espumas, cloro de piscina...
La clave es utilizarlos con la periodicidad adecuada, descartando este tipo de productos para el uso frecuente.

Ya hay muchos fabricantes que ofrecen champús sin sulfatos, tradicionalmente empleados en cabellos teñidos, infantiles o muy secos.




PARABENOS

Conservantes protectores empleados en productos capilares, cutáneos...
Son muy irritantes, tóxicos para el organismo y estudios lo relacionan con el cáncer.
Su denominación es muy fácil de detectar: -paraben
También se representa en la UE con estas siglas:
E214, E215, E216, E217, E218, E219


parabenos para el cabelloLa conciencia colectiva a día de hoy es ya muy crítica con este tipo de sustancias, por lo que los fabricantes actúan en consecuencia reemplazando su uso por otro ingrediente que de momento no hayan demostrado representar peligros para la salud.




SALES

Se usa para dar consistencia a champús y favorece que éste haga bastante espuma. Sin embargo, arrastra la queratina natural del cabello y por supuesto también la aplicada en tratamientos específicos, haciendo que los alisados no duren lo suficiente y los cabellos se vuelvan cada vez más opacos y estropajosos.

En otros países como Brasil hay una conciencia mucho mayor sobre los efectos adversos de usar champús con sales, por lo que casi la totalidad de sus productos ya se fabrican sin esta sustancia. Sin embargo, en España es un tema aun muy desconocido, del que tampoco nos advierten en las peluquerías tras realizarnos un tratamiento de queratina...
Por ello, os recomiendo utilizar siempre: Productos capilares sin sal  tanto post tratamiento como para mantener la salud de un cabello natural no tratado.




DERIVADOS DEL PETRÓLEO

petroleo en productos para el peloPor increíble que parezca, no resulta complicado encontrar este tipo de sustancias en productos capilares (y también para la piel), utilizados para retener la humedad en el cabello. Su función es similar a la proporcionada por las siliconas pero su uso acaba taponando los poros tanto de la piel como del cabello y podría ser cancerígeno...
Sin embargo, no es lo mismo aplicarlo en el cuero cabelludo, que en medios y puntas.

Sus denominaciones más comunes son: 
Mineral oil, Petrolatum, Paraffinum liquidum...
Sospechad de todo ingrediente que tenga un nombre parecido.



Para terminar:

*¡No lo olvides!: Todas estas sustancias pueden estar presentes en todo tipo de productos para el cabello, tales como:
champús, acondicionadores, mascarillas, sérums, espumas, fijadores, aguas de peinado, tintes, tratamientos de queratina...


En la siguiente página web donde podéis encontrar todos los: ingredientes que pueden contener los productos capilares, junto a una explicación individual para cada uno y una valoración del mismo.







MARCAS LIBRES DE ALGUNAS DE ESTAS SUSTANCIAS:


- Lush: Sin siliconas pero con sulfatos. Hace bastante espuma y su formato sólido puede resultar incómodo a algunas personas.
lush oceanico


The Body Shop. Gama Rainforest : Sin colorantes, sin sulfatos, sin parabenos, sin siliconas.

Es muy suave, no hace casi espuma pero limpia bien.

the body shop rainforest
- Dr Organic : Todos sus champús y acondicionadores.
Para mí son la marca estrella en este tipo de productos libres de sustancias perjudiciales y lo más naturales posible.


champus y acondicionadores dr organic






Espero que os haya parecido útil e interesante esta larga entrada con los ingredientes de los productos capilares: siliconas, sulfatos, parabenos, sales y derivados del petróleo.

6 comentarios:

  1. Miguel Balanya10/2/15 15:23

    Lo que dices sobre los parabenos, no es totalmente correcto, forma parte de una leyenda negra interesada que determinadas marcas han aprovechado y extendido. No es que sean totalmente inocuos, pero ciertamente no hay que creer todo lo que se cuenta.
    Te adjunto por si te interesa dos informes serios sobre el tema:
    http://aedv.es/sites/default/files/campanias/documentos/parabenospolemica.grupogedct.pdf
    http://www.infosalus.com/estetica/noticia-verdades-mentiras-parabenos-20140701094502.html
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu colaboración. Como he leído en los links que me has dejado, los parabenos tienen una función anti hongos, bacterias... lo que ocurre es que, pudiendo no llevar este tipo de sustancias, siempre voy a preferir un producto que no las incluya antes que otro que sí.
      Es normal que no nos fiemos como consumidores, puesto que otras tantas veces al final ciertas sustancias sí que han resultado perjudiciales y nadie nos avisó en desde un principio de sus efectos secundarios, como sí ocurre en otros productos, como los medicamentos.
      Gracias igualmente!

      Eliminar
  2. Muy interesante el post, a ver si hago un repaso al baño. seguro que me asusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por algo se empieza :)
      Me alegro de tu opinión. Un saludo!

      Eliminar
  3. Gracias por el post, estaba buscando información detallada del tema y me ha venido genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada!
      Cuantas más personas nos empecemos a interesar por ello, mejor.
      Así las empresas de cosméticos se darán cuenta de que no somos ignorantes y se aplicarán el cuento...

      Si conoces a más personas que le interese, no dudes en compartirlo.
      Muchas gracias.

      Eliminar