26/12/14

DESCUBRE QUÉ ES EL MÉTODO NO POO SIN CHAMPÚ

La constante actualización del nivel de información de los usuarios ha conducido a una creciente desconfianza en los productos que desde tiempos remotos las empresas nos han ofreciendo, debido en mayor parte a la composición y efectos adversos que podemos experimentar. Estas y otras razones han popularizado el denominado "no-poo method" o método no poo.

metodo no poo


¿Qué es el no poo?

El método no-poo es una propuesta de higiene capilar, basada en la no utilización de productos como: champús, acondicionadores ni mascarillas destinados a la limpieza del cabello.

Alegan que estas rutinas implantadas, solo consiguen arruinar la calidad de la salud capilar a largo plazo y la limpieza diaria con este tipo de productos solo nos enganchan perpetuamente a su uso.

Los defensores de este método no-poo afirman que desde tiempos inmemoriables el ser humano ha llevado a cabo su higiene corporal y capilar sin ayuda de este tipo de productos y defiende esa vuelta a los orígenes para conseguir una correcta higiene sin le dependencia y el desembolso económico que supone depender de productos químicos.


¿Qué productos se utilizan para el método no poo?

La práctica de la rutina del no-poo afirma que tan solo empleando los 3 siguientes ingredientes podemos realizar con total efectividad la higiene del cabello:

- Bicarbonato de sodio
- Agua (filtrada sin cal)
- Vinagre (de sidra de manzana)

Se mezclan 2 cucharadas de bicarbonato en un recipiente de aproximadamente cuarto de litro con agua filtrada y se emplea esta mezcla para lavar la parte de las raíces del cabello.
También hay quienes lo usan en un vaporizador para expandir el producto más fácilmente.

Tras enjuagar, se aplica vinagre de sidra de manzana por el cabello a modo de acondicionador, que también puede mezclarse con agua filtrada en un bol, haciendo hincapié en medios y puntas.


Peculiaridades del método no-poo

- Quienes han adquirido la rutina del no poo, afirman que previamente existe un periodo de adaptación durante el cual, el cabello lleno de químicos previos se va desintoxicando paulatinamente y presenta un aspecto extraño tanto visual como al tacto.
Sin embargo, esta fase pasa y el cabello se acostumbra a la nueva rutina.
Para agilizar esta etapa, se recomienda el uso de champús anti residuos, para ir desprendiendo todo el cúmulo depositado en el cabello.

- Además, se dice que el cabello recupera su vitalidad natural y forma original, dado que estos ingredientes no modifican la estructura capilar.

- Recomiendan probar esta rutina higiénica sobre todo a personas con cuero cabelludo sensible, que tienen alergia o sienten irritación ante la composición de los champús tradicionales.

- Es una práctica económicamente atractiva, pues los productos son infinitamente más baratos que los convencionales y su durabilidad es mayor.



He de reconocer que todavía no me he planteado probar esta técnica.
Me parecería un poco hipócrita siendo una persona habituada a los tintes, alisados de queratina y demás.
De momento me decanto por los champús sin siliconas ni sulfatos, pero de todas formas siempre está bien conocer otras alternativas, como el método no poo (sin champú) o el método co-wash, del que os hablo en otra de mis entradas.



*Aviso:
Mi blog no tiene contenido publicitario ni con fines comerciales, sino meramente informativos. Me dedico a compartir experiencias derivadas del uso de varios productos y cada usuario es libre de decidir si utiliza o no cualquier producto bajo su propia responsabilidad.







No hay comentarios:

Publicar un comentario