14/9/14

LOS SIMS : UNA FORMA DE VIDA



Desde el principio de esta saga, nos ha atraído el poder que nos ofrece de crear en mayor o menor medida, un mundo que gira en torno a nuestros personajes.
Quizá en un principio la idea no consistía en crear una única unidad familiar y centrarse en su evolución, sino que nos dedicábamos a tener diversas casas con inquilinos a cual más extravagante, pero sintiendo predilección seguramente por aquellos que en su momento hemos intentado crear a nuestra imagen y semejanza.

No sé hasta qué punto compensa esta posibilidad de ser un Dios virtual, pudiendo así controlar toda vida humana que creamos dentro del juego.
También espero que si existe un Dios, no se comporte con nosotros de la misma forma que nosotros con nuestros sims...

Los Sims también son un ensayo de profesiones varias.
Desde su primera versión, he aprendido a ser: arquitecta, diseñadora de interiores, cirujana plástica, psicóloga, guionista de mil historias... perfeccionando la técnica con cada nueva versión del juego.

Aludiendo a esto último, también he encontrado en mis sims unos fantásticos actores, protagonistas del rodaje de mis cortometrajes al estilo machinima.
Nunca he tenido problemas con ellos porque siempre daban con el perfil y no me exigían pagar su caché, dietas y traslados.


Actualmente, Los Sims se han adaptado a la realidad social en la cual unos trabajos están mejor remunerados que otros. Me espero para Los Sims 5 que aparezca el puesto de becario como cargo inicial de cada profesión, en el cual apenas se cobrará... (como en la vida real).
Desde que apareció el truco del dinero, quien trabaja en los sims es porque quiere.

A veces me he planteado cómo sería si hubieses una versión de juego online y pronto comprendí que esto no va a ser posible nunca, no por dificultades técnicas, sino porque deberían poner muchas restricciones para que los jugadores no se viesen perjudicados.
Habría algún desconsiderado que cercaría un personaje ajeno para verle sufrir, y sería un caos del modo: Construcción. Lo que uno hace lo deshace otro...

El no-idioma que han mantenido siempre en este juego me parece una opción muy acertada, además de ser un detalle que ya forma parte de la realidad de este juego.

Como todo el mundo, también reconozco que se ha dado marcha atrás en varios detalles, como la reciente desaparición de las piscinas y de la etapa intermedia de infante en los ciclos vitales de los sims.

Me pregunto si tendrá una explicación futura (un DLC) o si realmente pensaron que estas funciones eran prescindibles.
Al fin y al cabo, las piscinas más que para ejercitarse eran un método rápido y seguro para acabar con la vida de un sim indeseable y la etapa de infante, en mi opinión personal era tan cansina como la previa hasta que era capaz de convertirse en un ente autónomo.

También considero que una de las mejores cosas respecto al ámbito de creación de personajes y casas, era el que cualquier usuario era capaz de hacer sus propias creaciones de: peinados, ropas, diseños... y compartirlas con los demás, pues siempre me han parecido un poco limitadas las opciones del modo creación...
Eso es algo que de momento echo bastante en falta en los nuevos Sims 4 por ahora, a pocos días de su salida...

Es cierto que ahora se puede personalizar manualmente cada parte del cuerpo, aunque mucha gente no tiene suficiente paciencia como para dedicarle tanto tiempo a esta parte del juego y al final acaba haciendo un monigote tras otro, cortados por el mismo patrón.
Sin embargo, invirtiendo el tiempo suficiente, los resultados llegan a ser sorprendentes y se va adquiriendo cada día más destreza creativa, que también repercute en tu vida cotidiana, haciendo que te fijes más en los detalles y al mismo tiempo, mejorando tu visión espacial de los espacios...


unidad familiar de los sims 4

Así son Los Sims: 
O te encantan o los odias. 
O te vician o te acaban aburriendo.

Espero que os haya entretenido esta visión personal de Los Sims, una curiosa saga que lleva triunfando desde su primer juego a principios del año 2000.






No hay comentarios:

Publicar un comentario